CUENTO PARA LA INTENSIDAD

LOS DOMADORES, FORTACHÓN Y DEBILÍN Y LA INTENSIDAD DEL SONIDO



En el circo viven dos domadores. Se llaman Fortachón y Debilín.






Cuando habla Fortachón lo hace tan fuerte que su voz se escucha en todo el circo.






Cuando lo hace Debilín hay que ponerse muy cerquita de él para escucharlo.





Aunque Fortachón y Debilín son muy diferentes se llevan muy bien y, cuando acaba su trabajo en el circo, se ponen juntos a escuchar música.


Saben que en ella hay sonidos fuertes que se representan con la letra f  y sonidos débiles que se representan con la p, y que los dos son importantes para crear esas melodías que a ellos tanto les gusta.















Comentarios

Entradas populares de este blog

LIPDUB: CELEBRANDO LA PAZ COLEGIO DE FERIA

CAMPANA SOBRE CAMPANA 5º LA PARRA, EN VERSIÓN ROCK

TODOS LOS VÍDEOS DEL COLEGIO 2017-2018